Inicio Eventos Pie Franco: presencia francesa en la vitivinicultura chilena

Pie Franco: presencia francesa en la vitivinicultura chilena

Pie franco, nombre polisémico, merece que nos detengamos un instante. Es literalmente la vid cultivada directamente en la tierra, sin mediaciones, sin porta injertos.

Es así un clin d’oeil (un guiño) a un momento de la historia del vino, cuando arrasadas las vides europeas por el filoxera, las del nuevo mundo volvieron a Europa para rescatar la vitivinicultura, pero dando origen también a éxodos, viajes y migraciones, de vitivinicultores franceses para volver a empezar una experiencia con la tierra en este lado del océano. 

Imagen de lo enraizado directamente en la tierra y a su vez parte de nuestra historia común: es el nombre que elegimos para este proyecto y para dejar libre curso a su imaginación. En 2021 el Instituto Francés creó junto a Chile País de Vinos, el proyecto Pied franc, quizás el episodio más innovador de su programación cultural en la post pandemia. En aquella primera edición el objetivo consistía en poner de relieve la vigencia y la riqueza de los lazos culturales entre Francia y Chile. Un proyecto eminentemente hexagonal, estructurado por seis regiones, seis cepas, seis viticultores y sobre todo seis conceptos: terroir, cepa, barrica, enología, cultura, denominación de origen.

En esta segunda edición, con el mismo objetivo, hemos realizado una serie de entrevistas a los seis productores de esta reservada selección. Ismael Prieto ha seguido su incansable búsqueda para compartir con nosotros proyectos vitivinícolas que son el fiel reflejo de la diversidad de emprendimientos que hacen puente entre las culturas francesas y chilenas. Se ha sumado Danilo Petrovich, antropólogo, cuyo fino conocimiento del mundo rural y de sus culturas ha dado a las entrevistas un sesgo marcadamente telúrico.

Pie Franco

Sin embargo, el hilo conductor de los encuentros con los productores ha cambiado, es el tiempo. Noción polifacética, el tiempo parece íntimamente ligado al vino en todas sus etapas. Desde la edad de las viñas al tiempo de guarda, en las entrevistas destaca sobre todo el tiempo que le ha tomado a cada uno de los viticultores entender la vid; ese tiempo de prueba y error de años para leer el mejor momento de la cosecha, para controlar el tiempo de las vinificaciones, y también, para dejarse sorprender por lo que expresa la mezcla, más ahora en tiempos de cambio climático.

Leyendo las entrevistas, entendemos que el vino es, antes que nada, el tiempo de un aprendizaje, para escuchar los latidos de la naturaleza y del terroir, para cosechar, para macerar, para estibar, para embotellar, para guardar, y para descorchar. Porque si de algo se trata con Pie franco es del tiempo de compartir.

Christian Estrade
Director del Instituto francés de Chile

Coda: Casualidad de los cambios, el lema del Instituto francés en el momento del primer Pied franc era “Vivre les cultures / Vivir las culturas”, que funcionó de hecho como una consigna que nos acompañó durante años. Desde hace poco meses, el nuevo lema del Instituto francés es “Liberté, créativité, diversité / Libertad, creatividad, diversidad”, y creo que Pied franc II refleja esta tríada a la perfección.

👉 Descubre aquí el folleto Pie Franco 


Dic - 23 - 2022 - Abr - 21 - 2023
En curso...